Brigadistas niegan vacuna anticovid a jóvenes de Tulancingo en el primer día de vacunación

Comparte

Redacción.

Tulancingo, Hgo. – Brigadistas de la Secretaría del Bienestar negaron la vacuna anticovid a jóvenes de Tulancingo que acudieron a recibir este martes su primera dosis en el punto de vacunación ubicado en la sede del ISSSTE en Tulancingo.

mejor que el sol de tulancingo noticiastulancingo.com

A muchos de estos jóvenes quienes llevaban sus “comprobantes de vacunación” impresos, se les exigió para recibir la vacuna el comprobante de domicilio o algún recibo de servicios a su nombre.

Quienes no contaban con la documentación anterior tenían que solicitar una carta de residencia para comprobar que eran habitantes de Tulancingo.

Pero no solo eso, hubo casos en los que los más jóvenes que aún están tramitando su credencial del INE o que cumplen años cumplen 18 años antes del 30 de agosto también se les negó acceso a la vacuna.

Cabe destacar que dos funcionarios uno de nombre Yoshimar y otra de nombre Olga María Bermea Segura, quienes aparecen en un video que llegó a la redacción de noticiastulancingo.com, no permitían el paso de los menores e incluso hacían comentarios de que si no llevaban comprobante de domicilio ni alegaran.

Minutos más tarde, los brigadistas cambiaron su actitud flexibilizando el acceso cuando se percataron de que estaban siendo grabados por los asistentes.

Incluso un padre de familia que intentó dialogar con la brigadista, – quien se rehusaba a identificarse-, para mencionarle que muchos jóvenes no querían vacunarse y que por ello a los que estaban formados para recibir la vacuna debía permitirles el acceso, a lo que la brigadista respondió que era “selección natural”.

Otra situación que indignó a los asistentes es que mientras a muchos jóvenes los regresaban por no comprobar su domicilio en Tulancingo, a un joven quien decía trabajar en la presidencia de Metepec y que conocía a un voluntario que portaba un chaleco de presidencia municipal de Tulancingo después de unos minutos lo pasaron por la parte de atrás de la sede de vacunación, sin tanto esperar como los demás jóvenes.

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *