Explica investigador de la UAEH síntomas del virus SARS-CoV-2 y de A HN1N1

Comparte

Redacción

Pachuca de Soto, Hidalgo. – En el mes de octubre se reportó en la Ciudad de México el primer caso de COVID-19 combinado con el virus de la Influenza A H1N1, lo que ha generado preocupación en el sector salud y la población mexicana, como consecuencia de ello la situación se volverá más tensa al no tener lo necesario para combatir ambas enfermedades.

mejor que el sol de tulancingo noticiastulancingo.com

Ante esto, el profesor investigador de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), Iván Hernández Pacheco, explicó que para dar tratamiento esta enfermedad, se debe partir de la premisa que el SARS-CoV2 e influenza H1N1 son virus respiratorios con la capacidad de producir una infección respiratoria aguda grave. “El cuadro de influenza se caracteriza por tos, fiebre, fatiga, ataque al estado general, náusea, vomito, mialgias, coriza, cefalea, odinofagia y diarrea el cual puede afectar a cualquier persona”, detalló.

Iván Hernández dio a conocer que para su diagnóstico se debe conocer los antecedentes de vacunación y saber si el paciente se ha aplicado la inyección contra la influenza, ya que en personas no inmunizadas se puede agravar. También se debe ser preciso en la presentación de los signos y síntomas, los cuales aparecen en promedio a las 48 horas, entre las 24 horas y las 96 horas.

De acuerdo con el también subdirector del Servicio Médico Universitario, el tratamiento para Influenza se basa en la administración de antibióticos y oseltamivir en las primeras 48 horas de presentar síntomas, con casos de respuesta muy favorable. En tanto, para el COVID-19, el tratamiento son antibióticos, antiparasitario, analgésicos, anticoagulantes y con sus respectivas medidas de aislamiento, acompañada siempre de una valoración médica, en especial los grupos vulnerables.

Mencionó que las recomendaciones que se deben tomar son las mismas para ambos virus: el lavado de manos es la piedra angular para evitar el contagio seguido de la sana distancia y el uso de cubrebocas.

La aplicación de vacuna contra influenza es otra recomendación de suma importancia, sobre todo en los grupos vulnerables, que son menores de cinco años, mayores de 60 años, personas diabéticas, hipertensas, obesas con algún inmunocompromiso, embarazadas o que presenten enfermedad obstructiva crónica o asma.

Para concluir, el doctor habló sobre lo que ocurrió en Europa con el repunte de casos, al no acatar las medidas preventivas, como ha pasado en México.

“Debemos recordar que la población mexicana es altamente vulnerable, ya que gran parte de nuestra población adulta presenta algún tipo de enfermedad crónica, lo que puede repercutir en un aumento drástico de casos con el consecuente aumento de un desenlace falta durante la temporada invernal”, declaró con preocupación.

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *