Se extiende semana de transición en Hidalgo por cambio a semáforo rojo

Comparte

Redacción

Por medio de un comunicado la Secretarla de Salud estatal informó que de acuerdo al semáforo Semanal de Riesgo Epidémico COVID-19″, implementado por el Gobierno Federal, Hidalgo pasará a semáforo rojo la semana del 29 de junio al 5 de julio, por lo que se extiende el denominado Periodo de Transición, que se estableció la semana del 22 al 28 de junio.

La dependencia estatal señaló que el periodo de transición ha consistido en mantener las medidas sanitarias propias del semáforo rojo, mientras se desarrollan los trabajos de capacitación para la correcta implementación de las medidas sanitarias dictadas por el Gobierno Federal y Estatal.

Precisó que dicha capacitación y acompañamiento continuará la semana que comienza, con los diferentes sectores económicos y sociales, con la finalidad de que las medidas dictadas se apliquen de manera correcta y con ello se evite un incremento acelerado en el número de casos, así como el cierre de negocios por el incumplimiento de las medidas.

De acuerdo con los lineamientos establecidos por las autoridades sanitarias, las medidas correspondientes al semáforo rojo son:

La ocupación hotelera está permitida pero limitada a un 25%, manteniendo cerradas las áreas comunes.

En el caso de los hoteles, el servicio de alimentos solo será a la habitación, no deben de abrir los restaurantes.

Los restaurantes o negocios de alimentos solo deben brindar servicio a domicilio o comida para llevar.

Se permite un aforo de hasta un 25% en los parques públicos, con el objetivo de que las personas puedan realizar actividad flsica.

Los supermercados y mercados, únicamente podrán dar acceso a un integrante de la familia para hacer sus compras, sin rebasar el 50% de su capacidad.

Los servicios de peluquería, estética y barberías pueden brindar sus servicios a domicilio siempre y cuando apliquen las medidas sanitarias.

Los deportes profesionales pueden llevar a cabo sus partidos; sin embargo, lo tienen que hacer a puerta cerrada, es decir, sin la presencia de público, aplicando medidas de protección para jugadores y cuerpo técnico.

Los gimnasios, spas, cines, teatros, salones de fiestas, centros comerciales, lugares de culto, eventos masivos, discotecas y bares deben permanecer cerrados.

Está estrictamente prohibido en esta fase:

Las congregaciones, reuniones y actividades de carácter social, incluidos parques públicos.

En la semana que se concluye, las autoridades municipales y los diferentes sectores de la población, en coordinación con el Gobierno del Estado, se han sumado de manera responsable a la denominada Fase de Transición, y lo han hecho mediante capacitaciones, consultando protocolos sanitarios, solicitando asesoria y buscando los mecanismos que les permitan incorporarse de manera gradual, cauta y ordenada la sus actividades.

Estas semanas de transición permitirán que las actividades esenciales fortalezcan sus medidas de protección, y las no esenciales, puedan abrir de manera progresiva, responsable y segura, iniciando con un 30% de su capacidad en aforos y capital humano.

Es decir, bajo el esquema del semáforo naranja:

La ocupación hotelera podrá ser de hasta un 50%, con una utilización de áreas comunes de un 50% también.

Los restaurantes y cafeterías podrán abrir con un aforo – cantidad de personas- controlado al 50%, manteniendo medidas de sana distancia y de prevención sanitaria con el personal y en la atención a los clientes.

Las barberías, estéticas, peluquerías pueden abrir ya sus locales, pero con un aforo restringido al 50%.

En el caso de mercados y supermercados se puede incrementar el aforo a un 75%.

Los juegos profesionales que se dan en estadios se mantienen a puerta cerrada; es decir, se pueden llevar a cabo los partidos, pero en ellos solo estarían presentes los jugadores, asistidos por sus equipos técnicos.

Gimnasios, spas y similares pueden abrir, pero con un aforo del 50%, además, deben de hacerlo con cita para poder controlar la atención y mantener la sana distancia.

En el caso de los cines, teatros, museos o eventos culturales con menos de 500 personas pueden operar con un aforo de un 25% y guardando la sana distancia al interior de los locales.

Centros comerciales también pueden operar con un aforo del 25%.

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.