“Todos los tulancinguenses estamos impuestos a mirar las estrellas”: Fernando de la Peña, el hidalguense que entrenó astronautas

Comparte

Redacción

“Todos los tulancinguenses estamos impuestos a mirar las estrellas”, expresa  Fernando de la Peña Llaca en una entrevista al diario El Sol de México.  Inspirado en su ciudad natal, menciona que desde niño siempre mostró interés por trabajar en la Nasa y por conquistar el espacio.

El pasado 30 de mayo, el hidalguense participó en el desarrollo de tecnología para entrenar a los astronautas del histórico despegue de la nave Crew Dragon de SpaceX, a la Estación Espacial Internacional (EEI). Siendo la primera misión tripulada por astronautas en la historia que depende de una compañía privada.

“México tiene mucho potencial, así como estoy yo aquí, también hay mucha gente mexicana en la Nasa y en empresas muy importantes cambiando al mundo y te das cuenta del talento”, afirma el CEO y presidente de Aexa Aerospace.

Lo ideal es que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, otorgue más apoyo a industria aeroespacial para que se genere un mayor número de talentos y llegue inversión, que ayude a la sociedad mexicana, comenta Fernando de la Peña Llaca. Por cada dólar invertido por la NASA en investigación espacial se generan siete dólares a través de las empresas y tecnologías desarrolladas.

— ¿Cuando eras niño dibujaste lo que estás viviendo hoy en la NASA?

—Sí. Tengo dibujos, un coche volador y cosas que nos poníamos, así como me gustaba la recreación holográfica cuando veía la película de Star Wars y decía que era increíble cómo se proyectaba a la princesa Leia. Era algo que yo ya traía en mente cómo hacerlo, pero no sabía hacerlo. También una caricatura llamada Robotech, (una serie animada de 1985 creada por Carl Macek) son de las cosas que me dejaron más marcado para empezar hacer estos desarrollos espaciales.

— ¿Qué tanto influyó Tulancingo en carrera rumbo a la NASA?

—Muchísimo. En Tulancingo, Hidalgo, tenemos la Estación Terrena y es llamada ciudad de los Satélites y desde niño siempre aprendes a mirar al cielo y te preguntas qué hay en el espacio. Tulancingo y México tuvieron la Agencia Espacial, que era de la Comisión Nacinal del Espacio Exterior, y muchos de sus desarrollos se hicieron en Tulancingo.

— ¿Qué es lo que más extrañas de Tulancingo, que en estos momentos vive confinada para evitar cualquier problema con el Covid-19?

—Extraño a su gente, la comida, los guajolotes y la barbacoa, pero con la tecnología se puede estar en comunicación y apenas tuve una reunión con mis amigos de la primaria y secundaria Pedro de Gante, donde estudié.

—De los guajolotes, ese platillo típico de Tulancingo que junta una telera con frijoles y dos enchiladas rojas o verdes con queso, cebolla y guisado. ¿Cuál es tu favorito?

—El guajolote, conocido como la caribeña, que viene con pastor. El guajolote con pastor es de los predilectos, si no, un guajolote clásico con queso.

— ¿Eres ejemplo a seguir de los niños de México e Hidalgo?

—Quizás no soy un ejemplo a seguir, pero algo que sí puedo sugerir a los niños, es que sean perseverantes. Y aunque la gente les diga no se puede, pues que sigan luchando por sus metas y lo van a lograr siempre. Uno puede ser tan grande como sus ideales o tan pequeño como sus dudas. Entonces si sueñas alto vas a llegar alto, igual que si tienes muchas dudas no vas a llegar a ningún lado.

— ¿Alguien te dijo no ibas cumplir tu sueño de trabajar para la NASA?

—Muchísimas veces me he topado con pared para entrar a la NASA, para crear la Agencia Espacial de México y tener mis primeros contratos como compañía. Muchas veces los proyectos se dan porque ajustas las cosas y presentas algo mejor, pero a veces se tiene éxito por presentar las cosas cuando el tiempo y las condiciones son perfectas. Por ejemplo, Zoom, una compañía usada para hacer videoconferencias en tiempos de Covid-19, tenía una utilidad de 198 mil dólares en 2019 y con la pandemia, solo por estar en el lugar correcto ya en sus primeros tres meses de 2020 ha ganando 326 millones de dólares.

— ¿La creación de tu compañía Aexa Aerospace en Estados Unidos fue rápida?

— Sí. Aquí puedes crear y cerrar una compañía en 24 horas y la parte legal es muy sencilla. Los primeros tres contratos son clave para empezar una compañía de este tipo, y que le provea servicios a las empresas espaciales y del Departamento de Defensa. Me tuve que valer de ser más creativo y proveer soluciones usando mejor tecnología y cosas que fueran más innovadoras y eso fue lo que me dio los primeros tres contratos, ya teniendo los primeros tres, pues ya viene como bola de nieve va creciendo y creciendo.

— ¿Tu empresa Aexa Aerospace nació en un garage como la tecnológica Apple?

— La mía no nació en un garaje. La empezamos en una oficina, la idea de la empresa que yo siempre tuve en mente no fue empezar en pequeño, sino convertirme en una empresa grande.

— Cuántos empleados trabajan en Aexa Aerospace?

—Andamos entre 50 empleados y otras veces que brinca a 150 trabajadores, porque depende mucho de los contratos adquiridos. Tenemos mucha gente trabajando bajo mi compañía en Alabama, Tennessee, Colorado, Texas, y ellos trabajan en este proyecto, que ahora me toca presentarlo a la NASA.

— ¿Estuviste en el preciso momento para formar parte del lanzamiento del cohete Crew Dragon, que es financiado por NASA y la empresa de Elon Musk?

— Sí, con una tecnología, que mi compañía es dueña, entrenamos a los astronautas, también desarrollamos componentes para Lockheed Martin, (una empresa que produce seis naves espaciales Orion para llevar a los astronautas de la Tierra a la Luna). Entre más inmiscuido estés en la industria de defensa o espacial, pues mayor información tendrás y te harás más competitivo.

— ¿Cómo entrenaste a los astronautas de Crew Dragon?

— La NASA tiene 10 centros en Estados Unidos y el entrenamiento se hacen con maquetas en tamaño real en una alberca bajo el agua y otros se hacen en avión que se simula la gravedad. Por la pandemia no puedes estar físicamente cerca de la otra persona e involucra viajar de Alabama a Texas y Alabama o cualquier otro estado. Nosotros recreamos por medio de hologramas a una persona que está en Alabama y recreamos partes de la Estación Espacial Internacional, que está en órbita para que (los astronautas) vean los objetos reales y si mueven algo en Texas; eso mismo se mueve en Alabama y es como si estuviéramos juntos en el espacio.

— ¿Recrean en la tierra un ambiente a lo que se enfrentarán en cuando estén en la Estación Espacial Internacional?

— En la NASA tenemos maquetas tamaño real, con esos hologramas les damos vida, como si estuvieran en el espacio, como si tuvieras cables y switch. Ahorita que está la pandemia cualquier astronauta con nuestra tecnología puede entrenar desde su casa, como si estuvieran en el espacio interactuando con otros astronautas. Recreamos con hologramas todo el ambiente y ellos en su cabeza piensan que están en el espacio o que están en un centro de la NASA.

— ¿Cuánto tiempo te llevó desarrollar los hologramas?

—Llevamos más de cuatro años y se sigue desarrollando nueva tecnología, cada dos semanas tenemos una nueva versión o nuevas cosas que les vamos agregando.

— ¿Conoces a Elon Musk, fundador de Tesla, PayPal, de SpaceX, empresa que desarrolló Crew Dragon?

—No tengo el gusto de conocer a Elon Musk, fundador de Tesla. Elon Musk lo que provee es el cohete o el vehículo y nosotros lo que hacemos es el entrenamiento de cada uno de los astronautas. En la NASA nueve de cada 10 empleados trabajan para compañías privadas, entonces todos los proyectos que tú veas, pues alguna empresa está relacionada.

—¿Te has subido a los cohetes Crew Dragon de SpaceX y la NASA o los ves a la distancia?

—Me he subido a las naves, pero no despegando. Me he subido al avión de cero gravedad y he estado como un astronauta en cero gravedad, así como es una experiencia padrísima y de las más gratificantes flotar como si estuvieras en el espacio o estar en las naves espaciales, que llevan a los astronautas a las estaciones espaciales y en los próximos cuatro años van colonizar la luna y otros planetas.

— ¿Te gustaría volar en el cohete Crew Dragon de SpaceX y la NASA a la Luna u otros planetas?

— Claro que sí me gustaría volar. Vamos a ver cómo va cambiando este ambiente, pero lo que hago es proveer mi granito de arena con tecnología y poniendo gente de mi compañía para hacer posibles estos viajes al espacio.Zona de los archivos adjuntos

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.