Ya no le alcanzó el dinero al gobierno de Tulancingo para acordonar La Floresta, pese a semáforo rojo en Covid

Comparte

Redacción

El presidente municipal de Tulancingo, Fernando Pérez Rodríguez, argumentó que la reapertura del jardín La Floresta y el Centro Cultural Ricardo Garibay derivó del tema económico.

Señaló que las vallas metálicas eran rentadas con pagos mensuales que ya no pueden seguirse efectuando, pues se prepara la entrega- recepción de la administración municipal.

Esto requiere, dejar finiquitado todo lo ejercido y en especial lo que competa al orden finanzas, justificó el alcalde en un comunicado de prensa.

Ayer martes por la tarde se acordonaron bancas, mobiliario y juegos infantiles con cintas amarillas de precaución.

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.